El escándalo el uso de los fondos públicos municipales ahora alcanza al Tribunal de Cuentas

Por estas horas en que está duramente cuestionado el uso de los fondos públicos de la ciudad de Río Grande, ahora es desde el Tribunal de Cuentas donde se ha generado un verdadero escandalo.

Luego que el contador Nicolás Giordano, miembro el órgano de control, afectará fondos públicos para la contratación de Natalia Adriana Giordano, su hermana, para diversos trabajos dentro del edificio público.
El primer de los trabajos fue para reemplazar el cartel exterior del Tribunal de Cuentas, por lo que el organismo le abonó 58 mil pesos bajo la resolución 102/20; mientras que el otro trabajo fue el ploteado de vidrios de las oficinas en el edificio ubicado frente a la plaza Brown por un monto de 14.950 pesos en la resolución 063/20.
Ambas resoluciones fueron firmadas por el mismo Nicolás Giordano.

 

Es decir, el contador Giordano autorizó -este año en plena pandemia- pagarle a la empresa de su hermana casi unos 73 mil pesos, utilizando su lugar de decisión y administración de fondos de la gente para beneficiar a un familiar directo, lo que, como mínimo, es éticamente repudiable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *