El Gobierno otorgará licencias a mayores de 60, embarazadas y empleados con afecciones de salud crónicas

El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, anunció este lunes que, debido al avance del coronavirus, darán licencia a partir de este martes a las personas mayores de 60 años, las embarazadas y los empleados con afecciones de salud crónicas como las respiratorias, pulmonares y cardíacas.

El funcionario incluyó en este beneficio a los padres, madres o tutores que deban cuidar a sus hijos que no asistan a clases y puedan justificar que no tienen con quién dejarlos. También aclaró que la medida no alcanza a los trabajadores de la salud ni a las fuerzas de seguridad.

“Se los dispensa de asistir al lugar de trabajo. En el caso de los mayores de 60 años, la situación puede cambiar si es personal esencial y se requiere su presencia para que la empresa siga adelante”, aclaró el funcionario, al tiempo que remarcó: “Las embarazadas y los afectados por enfermedades crónicas nunca pueden ser trabajadores esenciales”.

Moroni dijo que en estos casos “no se afectara el derecho a la remuneración” y le pidió a los empleadores privados que adopten medidas para reducir la presencia de trabajadores a los esenciales para que los lugares funcionen y que los restantes puedan trabajar a distancia.

En esa línea, el ministro solicitó que esos trabajadores dispensados de ir a trabajar “puedan realizar el trabajo a distancia”: “El universo de trabajadores comprendidos en estas medidas es el mismo para el sector privado que para el público”, aseguró.

“Recomiéndase a los empleadores y empleadoras que dispongan las medidas necesarias para disminuir la presencia de trabajadores y trabajadores en el establecimiento a aquellos indispensables para el adecuado funcionamiento de la empresa o establecimiento, adoptando a tal fin las medidas necesarias para la implementación de la modalidad de trabajo a distancia”, subraya el texto.

En el entorno de Moroni explicaron, por caso, que con esta medida la nómina del personal del Ministerio de Trabajo trabajará en un “90%” a distancia. Es decir, solo el 10% de los empleados de esa cartera lo harán desde este martes en forma presencial. Confían en que ese número se repitan en todas las dependencias del Estado.

Por otra parte, según detalló Ana Castellani, Secretaria de Gestión y Empleo Público, las medidas se aplicarán en todas las modalidades de contratación del sector público y en todas las jurisdicciones. La funcionaria informó que el Gobierno instó a las provincias a, en la medida de lo posible, seguir las mismas recomendaciones. También pidió colaboración al sector público municipal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *