Guzmán no pudo tomar deuda y el mercado especula con un nuevo reperfilamiento de los vecimientos en pesos El ministro declaró desierta la licitación de cuatro bonos con los que aspiraba a conseguir 90 mil millones para pagar el bono dual.

El ministro declaró desierta la licitación de cuatro bonos con los que aspiraba a conseguir 90 mil millones para pagar el bono dual.

La licitación de deuda con la que el Gobierno apuntaba a recaudar los pesos para pagar el Bono dual 2020 (AF20) quedó desierta y el mercado especula ahora con un nuevo reperfilamiento de la deuda en pesos.

“El Ministerio de Economía informa que la licitación del día de la fecha se ha declarado desierta”, informó este lunes un comunicado oficial.

Desde el equipo de Martín Guzmán aclararon que no darán detalles de las ofertas recibidas. Lo cierto es que, si bien la licitación debía cerrarse a las 15 horas, eran las 18:30 y el sistema seguía abierto para la recepción de ofertas, lo que sugiere que la negociación con fondos que se manejan en otro huso horario, como Templeton -que posee el 24% de los bonos dual- se extendió sin que llegaran a un acuerdo satisfactorio.

Si bien es verosímil, es una especulación como tantas que surgieron a lo largo de la jornada en la que la postergación del cierre de la licitación despertó varias versiones. Entre ellas una que sugería una aceptación de poco más del 50% de la mano de Templeton y en una menor medida de Blackrock.

Por lo pronto, los principales interesados en llegar a una licitación aceptable eran los mismos tenedores del bono dual que son quienes ahora enfrentan el riesgo de que este jueves 13 no cobren los $100.000 millones. Es que Alberto Fernández ya adelantó que no tenía intención de emitir esos pesos para pagarles a los fondos. El 80% de los acreedores de este bono son extranjeros.

Cabe recordar que la semana pasada, el mercado les dio la espalda a las propuestas de canje voluntario del equipo de Guzmán. Solo logró un 10% de aceptación esa oferta por haber quedado notoriamente distante de las paridades vigentes en el mercado. Ese día, la marcha atrás de Kicillof frente a los acreedores generó mucho ruido en las señales de precio del mercado.

Por eso, entre los analistas las posiciones comienzan a divergir entre los que especulan que el gobierno va a ceder y va a hacer una nueva oferta de canje más razonable con lo que el mercado esperaba -aunque es cierto que supone una dificultad adicional de cara a la Ley de Administración Financiera- y los que temen que el Gobierno redoble la apuesta y a modo de disciplinamiento decida no pagar el bono dual y entrar en un default selectivo en pesos como ya lo hizo en agosto pasado cuando Hernán Lacunza postergó el pago de las Letras en pesos.

En este último sentido fue la advertencia que publicó este domingo el ex ministro Domingo Cavallo: “Pretender reprogramar compulsivamente los vencimientos en pesos hará mucho más daño a cualquier política anti-inflacionaria que la emisión necesaria para cumplir estrictamente con esas obligaciones”, escribió en su blog personal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *